Según se afirma, el IPM mide la pobreza “severa”. ¿Es distinta a la pobreza “extrema”?

El IPM refleja las carencias graves a las que se enfrentan simultáneamente las personas. Hemos descrito el IPM como una medición de la pobreza “severa” porque refleja unas carencias superpuestas en necesidades básicas y también para evitar confusiones con la medida de pobreza “extrema” del Banco Mundial, que se basa en el cómputo de las personas que viven con menos de 1,25 $ al día.