¿Hubo revisiones considerables en la metodología del cálculo del IDH?

Las modificaciones en la metodología incluyen el cambio en los máximos de normalización de los índices dimensionales; antes eran igual a la máxima observada durante el período desde 1980, ahora quedaron fijos en 85 para esperanza de vida (EV), 15 años para años promedio de educación (APE), 18 años para años esperados de instrucción (AEI) y US$75.000 para el INB per cápita (INB pc). El enfoque utilizado anteriormente de “máxima observada” fue criticado sobre todo porque el IDH del país debería depender solo de los logros del propio país; sin embargo, cuando se usa la máxima observada el IDH también depende de otros países, es decir de aquellos cuyos valores se utilizaron como máximas. Por ejemplo, el IDH de Brasil también dependía de cuánto tiempo vivían los japoneses, qué tan bien educados estaban los adultos de Estados Unidos y qué tan alto era el INB per cápita de Qatar.

El otro cambio tuvo lugar en la forma de agregar los indicadores sobre educación. La agregación geométrica utilizada anteriormente fue criticada porque un país en desarrollo típico tiene un valor de años esperados de instrucción (mucho) más alto que los años promedio de educación. Con la agregación de estos dos indicadores con la media geométrica, dicho país es “penalizado” debido a la diferencia, aunque el país está mejorando su nivel de educación gracias a que más niños asisten a la escuela en todos sus niveles. El uso de la media aritmética proporciona un trato similar a ambos indicadores. Estos cambios tienen un valor mínimo en los valores y las clasificaciones.