3. Crear repercusión

El proceso del Informe sobre Desarrollo Humano no termina con su publicación. Una parte importante del valor añadido de los IDH radica precisamente en que los informes articulan un mensaje consistente de desarrollo humano que pueden desplegar los equipos de los informes a través de una estrategia de promoción cuidadosamente diseñada para impulsar el cambio. Por lo tanto, una vez que se haya lanzado el IDH nacional o regional, se convertirá en una herramienta dinámica para promocionar las políticas de la Oficina de País, la Dirección Regional o el Centro Regional del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y para ayudar a medir el progreso en la consecución de los objetivos de desarrollo humano dentro del país o en toda una región. El PNUD también utiliza los IDH como herramientas para apoyar políticas y para la promoción en un ciclo de retroalimentación IDH-PNUD.