3.3. Iniciar la promoción

  1. Implementar una estrategia de promoción para promover los principales mensajes del IDH en base a las acciones de desarrollo y cambios políticos deseados (tabla 3).
    La promoción debería centrarse en los varios componentes del público objetivo. La estrategia de promoción también debería concentrarse en otros segmentos críticos de la sociedad, como instituciones educativas y de investigación, centros de políticas de desarrollo, organizaciones no gubernamentales que participen en el desarrollo, y el público en general. Asimismo debería centrarse en zonas rurales y fuera del país o la región. Garantizar que los resultados del IDH influyan en la planificación y los programas del PNUD y otras organizaciones de Naciones Unidas, así como entre la comunidad de donantes.
    Initiate Advocacy
    Tabla 3: Iniciar la promoción
    Implementar la estrategia Planificar y llevar a cabo-pre y post lanzamiento sesiones informativas Confiar en los contribuyentes del IDH como defensores clave Llevar a cabo la movilización de recursos para apoyar los proyectos basados ​​en las recomendaciones del IDH
  2. Planificar y llevar a cabo reuniones informativas previas y posteriores al lanzamiento con políticos y actores parte.
    El objetivo general debería ser concentrar la atención en políticas y recursos concretos necesarios para superar la pobreza, fomentar el crecimiento y la igualdad, y mejorar los modos de vida de las personas expandiendo sus oportunidades y capacidades. El objetivo específico debería ir en la dirección de enfatizar las implicaciones políticas del informe, incluyendo las conclusiones y recomendaciones. Por ejemplo, en Colombia, después del lanzamiento del IDH 2003, se ofreció formación a 60 representantes que posteriormente se desplazaron por todo el país para explicar las conclusiones del informe a las comunidades. Se deberían celebrar reuniones informativas por todo el país o región siempre que se puedan generar apoyos a favor de las acciones basadas en los resultados y recomendaciones del IDH. Podría incluir centros académicos, institutos de expertos, organizaciones de base, etc. A ser posible, sacar partido de la radio, la televisión y la prensa escrita para difundir los mensajes políticos del informe.
  3. Considerar a los participantes en el proceso IDH como importantes promotores fundamentales.
    Los autores de los capítulos, expertos que hayan ofrecido casos prácticos, académicos que hayan asistido a las reuniones, todos son valiosos canales para difundir los mensajes de un informe entre colegas y otras personas. Se debería contar con ellos a la hora de organizar eventos mediáticos y de comunicación, como el lanzamiento del informe, entrevistas, charlas , y para utilizar el informe en cursos universitarios, preparando cartas a los directores de medios de comunicación y artículos de opinión, compartiendo listas para correos promocionales, etc. Un objetivo de la estrategia de comunicación y medios debería ser animar a todos los actores parte a que se involucren activamente en la promoción.
  4. Restablecer el diálogo para la movilización de recursos para financiar los programas y proyectos sobre la base de las recomendaciones del informe.