El IDH ajustado por la Desigualdad (IDH-D)

Descargar los datos más recientes sobre el Índice de Desarrollo Humano ajustado por la Desigualdad

Consultar las preguntas frecuentes sobre el IDH-D

Lista de encuestas utilizadas para calcular el IDH-D de 2014

El IDH-D combina los logros medios de un país en los ámbitos de la salud, la educación y los ingresos con la forma en que se distribuyen dichos logros entre los ciudadanos “descontando” al promedio obtenido en cada dimensión un valor que depende del nivel de desigualdad del país. Por tanto, el IDH-D es el nivel promedio de desarrollo humano sensible a la distribución. Dos países con diferente distribución de logros pueden tener el mismo valor promedio de IDH. En una situación de igualdad perfecta, el IDH-D es idéntico al IDH, pero es inferior a este cuando aumenta la desigualdad.

La diferencia entre el IDH-D y el IDH es el costo que supone la desigualdad para el desarrollo humano; dicho de otro modo, la pérdida de desarrollo humano debida a la desigualdad. El IDH-D permite establecer un vínculo directo con las desigualdades en las distintas dimensiones, puede ayudar a orientar las políticas hacia la reducción de la desigualdad, y sirve para conocer mejor las desigualdades entre la población y su contribución al costo total del desarrollo humano.

Un indicador reciente de desigualdad en el IDH, el coeficiente de desigualdad humana, se calcula como el promedio de la desigualdad en las tres dimensiones. Para obtener información más detallada sobre este cálculo, véanse las Notas técnicas.

El IDH-D se calcula para 151 países.