Informe sobre Desarrollo Humano 1997

Desarrollo humano para erradicar la pobreza

Erradicar la pobreza en todo el mundo es más que un imperativo moral: es una posibilidad concreta. Ése es el mensaje más importante del Informe sobre Desarrollo Humano 1997. La humanidad cuenta con los recursos y el conocimiento técnico para crear un mundo sin pobreza en menos de una generación.

El Informe se centra no sólo en la pobreza de ingresos, sino también en la pobreza desde una perspectiva de desarrollo humano; la pobreza concebida como la negación de elecciones y oportunidades para vivir una vida digna. Las estrategias que propone el Informe van más allá de la redistribución de los ingresos, ya que contemplan acciones en áreas que se ocupan de la igualdad de género, el crecimiento económico de los pobres, la globalización y la gestión democrática del desarrollo.

Erradicar la pobreza implica:

eliminar las barreras que impiden las elecciones y oportunidades para vivir una vida digna;
proteger a las personas de las nuevas presiones globales que crean pobreza o amenazan con incrementarla aún más;
generar bienes para los pobres;
empoderar a los hombres y las mujeres para garantizar su participación en las decisiones que atañen sus vidas;
invertir en desarrollo humano: salud y educación;
ratificar que la erradicación de la pobreza absoluta en los primeros decenios del siglo XXI es posible y asequible y que constituye un imperativo moral.

Poverty and Inequality