Informe sobre Desarrollo Humano 2003

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio: Un pacto entre las naciones para eliminar la pobreza

El nuevo siglo comenzó con una proclamación sin precedentes de solidaridad y resolución de erradicar la pobreza en el mundo. En 2000, la Declaración del Milenio de las Naciones Unidas, suscrita en el encuentro de Jefes de Estado más importante, las naciones ricas y pobres se comprometieron a intensificar sus esfuerzos para erradicar la pobreza, promover la dignidad humana y la igualdad y fomentar la paz, la democracia y la sostenibilidad ambiental. Los líderes mundiales prometieron trabajar juntos para lograr metas concretas en materia de desarrollo y reducción de la pobreza para el año 2015 o antes.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio que surgieron de la Declaración del Milenio compromete a los países a llevar a cabo más acciones para combatir la desigualdad de ingresos, el aumento del hambre, la desigualdad entre los géneros, el deterioro del medio ambiente y la falta de educación, de servicios sanitarios y de agua limpia. También incluyen acciones para reducir la deuda y aumentar la ayuda, el comercio y la transferencia de tecnología a los países pobres. Este Informe ayuda a comprender mejor el problema de la pobreza mediante el análisis de las causas fundamentales que impiden el desarrollo.

El Informe demuestra que los distintos niveles de desarrollo humano en el mundo son enormes e irregulares, ya que van desde el estancamiento y el sombrío retraso de muchas áreas al asombroso progreso de tantas otras. El equilibrio y la estabilidad del mundo requieren del compromiso de todas las naciones, ricas y pobres, además de un pacto global de desarrollo para que la gran variedad de posibilidades estén al alcance de todas las personas.

El Informe 2003 analiza las dificultades que interfieren en el desarrollo humano sostenible:

la necesidad de implementar reformas económicas para establecer una estabilidad macroeconómica;
la necesidad de contar con instituciones sólidas y un gobierno eficaz para garantizar el estado de derecho y controlar la corrupción;
la necesidad de justicia social y de hacer partícipes a las personas de las decisiones que les afectan tanto a ellas como a sus comunidades y países y, además,
las limitaciones estructurales que impiden el crecimiento económico y el desarrollo humano.

El Pacto de Desarrollo del Milenio que se presenta en este Informe propone un enfoque político para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio comenzando por abordar estas dificultades.

Descargar: 
Poverty and Inequality